Lilium Vesta

Dicen que lo advertía Flaubert, el incansable buscador de 'le mot juste' (la palabra exacta): "Ten cuidado con los sueños, son las sirenas de las almas: ellas cantan, nos llaman, las seguimos... y jamás volvemos". No siempre se alcanzan los sueños, a veces se rozan con la punta de los dedos... y desaparecen. Entonces regresamos al fondo de un mar de lágrimas y nos quedamos ahí por un tiempo, contemplando el infinito océano de la incertidumbre. En algún momento, el frío nos obligará a movernos y a nadar entre las aguas de nuestras emociones hasta alcanzar de nuevo la superficie, esa en la que todos nos obligamos a vivir con la anestesia suficiente para no sentir más de la cuenta. Pero como decía Flaubert, si hemos seguido a las sirenas, jamás volvemos a ser los mismos".

Lilium Vesta, María Pérez © 2019

Extracto del relato publicado por Editorial Taoro en la antología: 

"31 Historias para encontrarte".

A la venta en Amazon:  amzn.to/2L3UPR2

Imagen: Freepik

El cabo suelto de Ariadna (microrrelato)

Estaba metida en un buen lío. Abrí el cajón del antiguo escritorio pero solo encontré un viejo ovillo de lana.

Un inesperado hallazgo que me llevó durante un breve instante a mi infancia. A una tarde de otoño en la que Milagros, mi  tía abuela, me enseñó ‘el truco’ para deshacer el entuerto que se me había formado al intentar ovillar una madeja para mi madre: “Ari, busca las vueltas paralelas del hilo por algún lado — me decía —, y ahueca con suavidad el lío hasta que tus manos tengan libertad de movimiento suficiente para buscar un cabo suelto”.

Fue entonces cuando supe cómo iba a salir de mi laberinto.

María Pérez © 2019

Imagen: Ashley Poskin

El Loco

Ella era su luz… y su oscuridad. Habían pasado muchos meses ya desde que tomara la decisión de no volver a verla. Y en su cabeza parecían habitar desde entonces dos voces persistentes: la que le hacía sentirse orgulloso de su decisión y le repetía incansablemente que había hecho ‘lo correcto’ y la otra voz, que le hacía sentir una culpa infinita, por haber roto un corazón inocente y haber traicionado una especie 3 de pacto ‘álmico’ que no lograba comprender pero que sin embargo intuía y sentía de una forma inexplicable. En su mente se cruzó la paradoja de tener que tomar una decisión sobre la decisión que había tomado…

María Pérez © 2021

Imagen: © Luis Beltrán

EL LOCO - María Pérez © 2021

Relato Completo