31. dic., 2021
"Tenemos todo un año nuevo por delante, y ¿no sería maravilloso si todos pudiéramos ser un poco más amables entre nosotros? Y un poco más amorosos, tener un poco más de empatía… y tal vez el próximo año en este momento, nos agradaríamos un poco más". - JUDY GARLAND.
 
Judy Garland cantó "Through the Years" en el episodio 11 de "The Judy Garland Show". El programa fue grabado el 18 de octubre de 1963 y transmitido el domingo 5 de enero de 1964. Judy había declarado en privado que "Through The Years" era su canción favorita, aunque públicamente siempre afirmó que era "Over the Rainbow" su predilecta, por no decepcionar a su público. VER VÍDEO
 
Gracias al cine, a la música, al arte y a la literatura por ese poder mágico que tienen de seguir emocionándonos' a través de los años’.
 
¡Feliz Año Nuevo 2022! (A ver si cambia el cuento y los dos patitos se convierten en cisnes).
 
28. dic., 2021
Después de leer La Llave de Vulcano, una amiga (peninsular) me preguntó qué era eso de las Makárōn Nêsoi y las Hespérides. Le di una respuesta ‘resintetizada’ pero me grabé una nota mental para investigar con más profundidad el tema en cuanto estuviera de vuelta en las Islas. Comparto en estas líneas un extracto de lo que me ha parecido más interesante por si alguien siente curiosidad y, ya de paso, oxigena la mente con algo de cultura griega más allá del universo Ómicron :
 
En el siglo XIX, un botánico y naturalista inglés llamado Philip Baker Webb introduce el término Macaronesia para referirse a un grupo de archipiélagos de origen volcánico que comparten un conjunto de características naturales y climatológicas muy particulares con ecosistemas únicos en los que destaca una biodiversidad, flora y fauna, plagada de endemismos: Azores, Madeira, Salvajes, Canarias y Cabo Verde.
 
El término “Macaronesia” procedente del griego Makárōn Nêsoi se traduce como “Islas de los Bienaventurados” aunque podría entenderse también como "islas de los dioses", ya que makaroi "los felices" era para los griegos de la antigüedad una forma de mencionar a los dioses. Ellos situaban estas paradisíacas islas “más allá de las columnas de Hércules, en el océano del dios Atlas”. Eran, según su mitología, tierras fértiles en las que residían las estirpes descendientes de héroes y semidioses, y en las que encontraban descanso las almas justas que habían sido capaces de mantenerse durante tres veces (vidas) apartadas de toda maldad.
 
En cuanto a las Hespérides, volvemos a la mitología, de la que podrían escribirse un sinfín de guiones para series de Netflix… Se trata de un idílico Jardín que muchos autores griegos situaban también, siglos antes de Cristo, en algún lugar del Atlántico (pero esta vez en un punto más concreto: un jardín dentro de una isla o una isla dentro de un archipiélago). Un lugar paradisíaco custodiado por las hijas de Atlas: unas ninfas llamadas ‘Las Hespérides’ (traducido como ‘las occidentales’). Se cuenta que en dicho jardín se cultivaban unas manzanas de oro que tenían la propiedad de garantizar la eterna juventud a quien las consiguiera. Como todos los paraísos míticos, podría tratarse de una metáfora que hace alusión a un estado de conciencia.
 
Quizás ahora, se entienda mejor lo que Vulcano le cuenta a Fran en el cuento. Si quieres conseguir uno, puedes adquirirlo AQUÍ y estarás colaborando con el proyecto que la ONG Nuevo Futuro Tenerife está llevando a cabo en La Palma para ayudar a las personas en situación de emergencia social. Si te interesa adquirir sólo el cuento, contacta conmigo por AQUÍGracias. ❤
 
Imagen: Atlas y las Hespérides. John Singer Sargent. Museo de Bellas Artes de Boston (EEUU).
17. dic., 2021

Para Bukowski la Navidad empezaba desde finales de octubre. Cuando las luces —decía— se encienden siempre antes, mientras que las personas son cada vez más intermitentes. “Yo quiero un diciembre con las luces apagadas y con las personas encendidas", escribió. A mí me gusta que se enciendan las luces pero preferiría que se encendiera la chispa, que volvieran a brillar los ojos y que la ilusión no fuera un destello fugaz.

Creo que es posible y que el truco está, irremediablemente, en volver a creer (una y otra vez) en la MAGIA. Gracias a La Llave de Vulcano, en unos días estaré abrazando a mi madre. Han pasado casi dos años desde la última vez. Cuando compres mi pequeño cuento navideño estarás ayudando al pueblo palmero, pero también a una valenciana que estuvo a punto de dejar de creer en los milagros. GRACIAS, a ti que me lees, por ser luz en mi camino.

www.chocolatedecanarias.es

9. dic., 2021
Hace años una amiga me regaló un libro de Lise Bourbeau muy conocido en el ámbito del Desarrollo Personal: 'Las cinco heridas que impiden ser uno mismo'. Es una obra muy recomendable aunque confieso que, de todo el texto, lo que más me impactó fueron unas líneas finales del escritor y periodista sueco Hjalmar Söderberg que la autora cita a modo de colofón en la última página.
 
Las comparto porque siento que cada vez que me expongo ante la mirada de otros, sabiendo que no puedo controlar lo que perciban de mí y cómo lo interpreten, siempre recuerdo que quizá lo importante sea simplemente… ‘conectar’:
 
"Todos deseamos ser amados,
en su defecto, admirados,
en su defecto, temidos,
en su defecto, odiados y despreciados.
Deseamos despertar una emoción
en quien quiera que sea el otro.
El alma se estremece ante la vida
y busca el contacto sin importar a qué precio".
 
Foto: Carsten W. Lauritsen
2. dic., 2021
Me dijo Vulcano que las islas de los Bienaventurados son pródigas en héroes entre sus habitantes. Que no está hecho para cualquier mortal este archipiélago bendecido por los soplos de Céfiro. Que sólo los iniciados en el fuego de los dioses ostentan el poder de su piedra sagrada. Y que las tierras volcánicas atraen irremediablemente a las almas valientes que iluminan el mundo con la fuerza del fuego sagrado que destruye para crear de nuevo.
 
Él me lo dijo y yo lo escribí para que no lo olvide nunca quien más necesite recordarlo en este momento de su vida. Y para que el mensaje de Vulcano llegue a quien tenga que llegar, ha sido imprescindible el trabajo, la presencia, el apoyo y la colaboración de un puñadito de personas muy, muy grandes. A todas ellas: GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS por el regalo de ayer. 
 
Foto: Carsten W. Lauritsen. Presentación de ‘La Llave de Vulcano’ en el Real Casino de Tenerife